Road-movie y literatura

El grupo de Cabiriams ha trabajado para crear un artículo colectivo que, a partir de un género también literario, habla de algunas películas muy importantes que siguen estrictamente los libros.
Hubo un tiempo en el que “rebelarse” todavía pretendía significar algo. Y quizás continúe haciéndolo, al menos durante unas horas, mientras recogemos un libro de Kerouac, Cassady o Ginsberg. Y leyendo podemos adentrarnos en él, si elegimos el libro correcto, en un viaje de descubrimiento y redescubrimiento de nosotros mismos, siguiendo los pasos de los protagonistas que persiguen su ansiedad de “estar allí”. La compulsión de vivir, repeliendo el aburrimiento y la estrechez del mundo burgués, rompiendo la tristeza materialista de los años 50. La llegada es solo una nueva partida y la línea de llegada no existe. No puede existir porque el camino, que domina y acompaña a lo largo de la novela, no es más que vida. El viaje es inmortalidad. Un paralelo entre el viaje concreto, en el camino y el viaje espiritual interno del crecimiento personal. También podemos mencionar un tercero, menos místico y menos noble: el onírico y espectral del alcohol y las drogas, en nombre de los padres de la Generación Beat. No es coincidencia que todo esto haya predicho unos veinte años más tarde, los Hippies y Woodstock. Ideas, cuyo concepto era noble, pero implementación cuestionable, diseñado para destruir el nihilismo y la apatía. Ideas que quizás hoy, en la sociedad del nihilismo puro, se han perdido de sentido.

 

Miedo y delirio en Las Vegas

fear-and-loathing-in-las-vegas-1

Miedo y delirio en Las Vegas es una película de 1998 de Terry Gilliam (ex director de Brasil), basada en la novela semi-autobiográfica de Hunter S. Thompson. Cuando el periodista deportivo Raoul Duke (Johnny Depp) es instruido por su periódico para escribir un artículo sobre la carrera anual de motos todo terreno Mint 400, justo a las afueras de Las Vegas, decide invitar a su gran amigo con él en este viaje de negocios. Abogado de Samoa Dr Gonzo (Benicio del Toro). El trabajo de Raoul se convertirá en una excusa para un viaje, en un descapotable rojo en las calles de Nevada, bajo la bandera del engaño más total y basado en las drogas más dispares, en una road movie que parece un gran engaño, donde es casi imposible distinguir el viaje de la realidad.

 

El extraordinario viaje de T. S. Spivet

TSS Day 20 "The young and Prodigious Spivet"
Photo: Jan Thijs

Transposición en película de la novela Los mapas de mis sueños del estadounidense Reif Larsen y enteramente filmada en 3D, la película está dirigida por Jean-Pierre Jeunet (director de El fabuloso mundo de Amelie). El pequeño protagonista, un prodigio de 10 años, aficionado a la cartografía e inventor, vive con su familia en un aislado rancho en Montana. El viaje comienza cuando la Institución Smithsonian lo contacta anunciando la victoria del prestigioso premio Baird por la invención de su máquina del movimiento perpetuo. Sin el conocimiento de todos, para retirar el premio, el protagonista salta en un tren de carga a Washington D.C. Una obra que toca el onírico, nos lleva en un viaje a través de un cuento de hadas, América salvaje, tan lejos como maravilloso. También debido a la fotografía poética de Thomas Hardmeier, la película es un espectáculo para los ojos.

Stand By Me

Stand By Me 1
Stand By Me de 1986 es dirigida por Rob Reiner, director conocido por películas como This is Spinal Tap y Harry presentandote a Sally. Basado en el cuento corto The Body de Stephen King, publicado en 1982 en la colección Diverse Seasons, la película cuenta la historia de Gordie, Chris, Teddy y Vern, cuatro niños de Castle Rock, que deciden viajar a pie, a lo largo de las vías del tren, para ver el cuerpo de un compañero de escuela desaparecido.

La película se propone como una historia clásica de entrenamiento, en la que el viaje realizado por jóvenes héroes los hará crecer. Aprenderán a conocerse mejor y a conocerse a sí mismos, reflexionando sobre lo que significa crecer realmente y sobre la necesidad de tomar nuevos caminos, incluso desconocidos y peligrosos, para darle un nuevo significado a la vida. Una película divertida para los más pequeños y melancólica para los mayores. Cabe destacar la participación de un River Phoenix joven pero innegablemente talentoso en el papel de uno de los protagonistas.

 

Corazón salvaje

wild-at-heart-still-1-large-cropped

Junto con el inicio de la instalación del piloto de la obra maestra que marcará la tercera edad de oro de la televisión o Twin Peaks, de David Lynch en 1990 vuelve a filmar Corazón salvaje, basada en el libro de Billy Gifford.

Mediante la creación de una película de los rasgos típicos “lynchiani”, el director, el pago de tributo, onírico y grotesca, El mago de Oz, crea una película de carretera muy diferentes de la categoría de películas representantes canónicos, alternando la violencia extrema en escenas extrañas que ven como protagonistas Nicholas Cage y Laura Dern una magia (que ya había disparado con Lynch Blue Velvet en 1986), y con los extras Sheryl Lee, y Sherilyn Fenn, que se convertirán, respectivamente, Laura Palmer y Audrey Horne en Twin Peaks.

El corazón salvaje es definitivamente una perla de la filmografía de Lynch que, al crear una mezcla de diferentes géneros, logra emocionarse hasta el último minuto. choque David Cronenberg, después del refinado, en cierto modo anónimo, paréntesis de M. Butterfly, regresa en 1996 con una de las películas más morbosas de su filmografía: Crash. Basado en la novela de James Ballard, Crash es una película que examina las mutaciones psicofísicas inducidas en el cuerpo humano por una relación cada vez más estrecha con las máquinas y la tecnología. La película de 1996 puede verse como la otra cara de la medalla de Fast Company: la mala cara, oler y repugnante, donde el coche accidentado parezca más atractiva a otros nuevos, y los más emocionantes cuerpos heridos y mutilados de aquellos naturalmente perfecto. En Crash, el eros y los thanatos se abrazan, y enredan juntos, superan la concepción de la trama y el desarrollo de la misma, en un torbellino nihilista y subversivo que nos concierne íntimamente a todos.

Anna Sintini,
Bianca Ferrari,
Edoardo Testa,
Marco Andreotti,
Cristina Bagnasco,
Giovanni Berardi

 Traductor: Chiara Torlai

 

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...